Sobre nosotros
        Apoyos
          Documentos
         Cómo apoyarnos
          El futuro
          Contáctenos
  Inglés Español Versión en francés pronto !!!!
 

Arriba ] Declaración ] Instrumentos internacionales ] Resoluciones ] Estado legal ]

Unase

Necesitamos documentar su apoyo a esta iniciativa

Envíenos un
email o fax aquí

 

Bienvenidos a nuestro centro de documentación

Documentos y referencias Imágenes Otros recursos


Otros recursos

1: Rutgers Law Rev. 2002 Spring; 54(3):649-84.

Elevar el “mínimo civilizado” de mejoramiento del dolor para prisioneros con el fin de evitar el castigo cruel e inusual (Raising the "civilized minimum" of pain amelioration for prisoners to avoid cruel and unusual punishment).

McGrath J.

Appalachian School of Law, USA.

Este artículo aborda los problemas de las prohibiciones legales y culturales de nuestro país en contra de ciertos tratamientos para el manejo del dolor. La práctica del manejo del dolor no se ha mantenido a la par con los muchos avances médicos que han hecho posible que los médicos alivien la mayoría de los casos de dolor. El autor resalta que a algunos pacientes se les niega el acceso a ciertas formas de tratamiento debido a la creencia errónea de que se puede causar adicción. Además, a algunas personas, no se les da el debido tratamiento para el dolor en un grado mayor que a otros, especialmente como en el caso de nuestros prisioneros. El autor sostiene que a los prisioneros con frecuencia se les niega el alivio efectivo del dolor. Sin embargo, él anota que ha habido mejoramiento en el tratamiento médico en general para los prisioneros, debido a las recusaciones de la corte con base en la prohibición de la Octava Enmienda en contra del castigo cruel e inusual. Ahora, debido a la protección de la inmunidad calificada dada al personal carcelario y a los médicos de las prisiones, los prisioneros no pueden hacer reclamos por negligencia o mal desempeño médico, sino que tienen que alegar una violación a sus derechos constitucionales, un estándar legal significativamente más alto. Los prisioneros tienen que someterse a un test subjetivo mostrando que hubo indiferencia deliberada con sus necesidades médicas que viola la protección contemplada en la Octava Enmienda. El autor concluye que debido a que los avances médicos han posibilitado el alivio de la mayoría de los sufrimientos a causa del dolor, negar el tratamiento para el dolor o suministrar un tratamiento menos efectivo equivale a infligir dolor y debe ser visto como una violación a la Octava Enmienda.

2: Ann Health Law. 2004 Winter; 13(1):81-144, table of contents.

Palo porque bogas, palo porque no bogas: la necesidad de una política pública amplia para abordar el manejo inadecuado del dolor. (Damned if they do, damned if they don't: the need for a comprehensive public policy to address the inadequate management of pain).

Dilcher AJ.

Amy Dilcher examina la necesidad de una política amplia para el dolor… El artículo sintetiza muchas perspectivas con respecto a la regulación del manejo del dolor y demuestra que el tratamiento inadecuado de éste se deriva de una multitud de barreras. Después de revisar la acción del Congreso sobre el tema, la señora Dilcher concluye con recomendaciones para una política amplia con respecto al dolor que mejoraría el manejo del mismo.

3: J Leg Med. 2003 Dec; 24(4):495-539.

El premio de LeTourneau 2003. Liberación del dolor. Establecer un derecho constitucional para el alivio del dolor (2003 LeTourneau Award. Freedom from pain. Establishing a constitutional right to pain relief).

Weinman BP.

Paul, Weiss, Rifkind, Wharton & Garrison, New York, New York, USA. bdweinman@aol.com

4: Pediatrics. 2000 Nov; 106(5):1054-64.

Iniciativa de Hospitales Amigos de los Niños (The Child-Friendly Healthcare Initiative-CFHI): Disposición de cuidados médicos de acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño. Defensa Internacional del Niño (Child Advocacy International). Departamento de Salud y Desarrollo de Adolescentes y Niños de la Organización Mundial de la Salud-OMS (Department of Child and Adolescent Health and Development of the World Health Organization - WHO). Escuela Real de Enfermería (Royal College of Nursing ) en Inglaterra. Escuela Real de Pediatría y Salud infantil (Royal College of Paediatrics and Child Health) en Inglaterra. Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (United Nations Children's Fund - UNICEF).

Southall DP, Burr S, Smith RD, Bull DN, Radford A, Williams A, Nicholson S.

Child Advocacy International and the Department of Paediatrics, Keele University, Keele, United Kingdom cai_uk@compuserve.com

OBJETIVO: Aunque la tecnología médica moderna y los regimenes de tratamiento en los países con buenos recursos han mejorado la supervivencia de los niños lesionados o enfermos, la mayoría de las familias del mundo no tiene acceso a cuidados médicos adecuados. Muchos hospitales en países con pocos recursos no tienen agua ni medidas sanitarias básicas, un suministro de electricidad confiable o incluso seguridad mínima. El personal, tanto clínico como no clínico, a menudo no es bien remunerado y algunas veces es subvalorado por las comunidades. En muchos países, sigue habiendo poco, si lo hay, control del dolor, y el uso de antibióticos potentes lleva a la proliferación de patógenos multiresistentes. Incluso, en  países con buenos recursos, los avances en los cuidados médicos no siempre han estado  acompañados por una atención proporcional a las preocupaciones y bienestar amplio del niño con relación a sus ansiedades, miedos y sufrimiento. De acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, (1) las propuestas expresadas en este artículo apuntan al desarrollo de un sistema de atención que se concentre en el bienestar físico, psicológico y emocional de los niños que acuden a centros de atención en salud, particularmente como pacientes hospitalizados. DISEÑO DEL PROGRAMA: Desarrollar, en consulta con profesionales de la salud locales y organizaciones internacionales, estándares globalmente aplicables que ayuden a garantizar que las prácticas en los hospitales y centros de salud en toda parte respeten los derechos de los niños, no sólo para sobrevivir y evitar la morbilidad, sino también para protegerlos del sufrimiento innecesario y su participación informada en el tratamiento. La Child Advocacy International (Defensa Internacional del Niño) tendrá un vínculo muy cercano con el Department of Child and Adolescent Health and Development of the World Health Organization (Departamento de Salud y Desarrollo de Adolescentes y Niños de la Organización Mundial de la Salud-OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en la implementación del esquema piloto en 6 países. En los hospitales que brindan cuidados de maternidad y atención a recién nacidos, el programa estará estrechamente vinculado con la Baby Friendly Hospital Initiative (Iniciativa de Hospitales Amigos de los Niños) de la OMS/UNICEF que tiene como objetivo fortalecer el apoyo a la lactancia materna, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (United Nations Children's Fund), la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (United Nations Convention on the Rights of the Child), la protección a los niños, la lactancia materna, el control del dolor, los cuidados paliativos y el maltrato infantil.

5: Hawaii Med J. 1997 Aug; 56(8):199-200.

Alivio del dolor como un derecho humano básico (Pain relief as a basic human right).

Osterlund H.

Pain Management Services, Queen's Medical Center.

6: Cancer Invest. 1994;12(4):438-43.

Liberación del dolor: ¿Cuestión de derechos? (Freedom from pain: a matter of rights?)

Hill TP.

7: Lancet. 1993 Sep 4;342(8871):567-8.

Painless human right. (Derecho humano sin dolor)

James A.

Lancet, London, UK.

8: Krankenpfl J. 1990 Oct;28(10):526.

[Los derechos humanos y el dolor]

[Artículo en alemán]

von Ihering R.

Tipos de publicación: Artículo biográfico clásico. Artículo histórico

Nombre personal como sujeto: von Ihering R

9: NY Times (Print). 1996 Jun 19;:A6.

En México: El alivio del dolor es una cuestión política y médica (In Mexico, pain relief is a medical and political issue).

DePalma A.

10: J Law Health. 1997-98;12(2):381-405.

Una propuesta para reconocer una obligación legal de los médicos a suministrar los medicamentos adecuados para aliviar el dolor (A proposal to recognize a legal obligation on physicians to provide adequate medication to alleviate pain).

Eippert T.

11: J Law Med Ethics. 1996 Winter;24(4):338-43.

Manejo del dolor y acción disciplinaria: Cómo pueden las juntas médicas eliminar las barreras para el tratamiento efectivo. (Pain management and disciplinary action: how medical boards can remove barriers to effective treatment).

Hyman CS.

12: Law Med Health Care. 1990 Spring-Summer;18(1-2):132-9.

El papel de los médicos en los derechos humanos (The role of physicians in human rights).

Nightingale EO.

13: Health Hum Rights. 1994 Fall;1(1):24-56.

El derecho a la salud en la legislación internacional sobre derechos humanos (The right to health in international human rights law).

Leary VA.

14: J Law Med Ethics. 1998 Winter; 26(4):350-2, 263.

Comentario: El potencial de consecuencias involuntarias a partir de los cambios en las políticas públicas en el tratamiento del dolor. (Commentary: the potential for unintended consequences from public policy shifts in the treatment of pain).

Haddox JD, Aronoff GM.

Southeastern Pain & Rehabilitation Institutes, Atlanta, Georgia, USA.

Los autores lanzan una advertencia contra las posibles consecuencias involuntarias de los actos de tratamiento del dolor intratable, sugiriendo que los profesionales de la salud observen las pautas preparadas por la Federación de Juntas Médicas Estatales (Federation of State Medical Boards) por una propuesta para este asunto.

15: Eur J Health Law. 1996 Jun; 3(2):105-7.

Desarrollo de los derechos del paciente e instrumentos para el fomento de tales derechos (Development of patients' rights and instruments for the promotion of patients' rights).

Leenen H.

16: Eur J Health Law. 1998 Dec;5(4):389-408.

El derecho a la salud a la luz de la jurisprudencia nacional e internacional (The right to health in national and international jurisprudence).

Hendriks A.

17: N Engl J Med. 1998 Dec 10;339(24):1778-81.

Los derechos humanos y la salud – la Declaración Universal de los Derechos Humanos en los 50 (Human rights and health--the Universal Declaration of Human Rights at 50).

Annas GJ.

Boston University School of Public Health, MA 02118, USA.

18: Palliat Med. 2004 Apr;18(3):175-6.

La escalera analgésica de los tres escalones de la Organización Mundial de la Salud llega a su mayoría de edad (The World Health Organization three-step analgesic ladder comes of age).

Reid C, Davies A.

19: WHO Chron. 1976 Sep;30(9):347-59.

Aspectos de salud de los derechos humanos (Health aspects of human rights).

[No aparece lista de autores]

PMID: 969490 [PubMed - indexed for MEDLINE]

20: J Contemp Health Law Policy. 1994 Spring;10:383-403.

¿Sin dolor, sin ganancia? El intento de la agencia para la Investigación y Políticas de Cuidados Médicos de cambiar la práctica de los cuidados de salud ineficientes cuando se niegan los  medicamentos a pacientes con dolor (No pain, no gain? The Agency for Health Care Policy & Research's attempt to change inefficient health care practice of withholding medication from patients in pain).

Crowley PC.

21: J Health Polit Policy Law. 2001 Apr;26(2):195-215.

Evidencia: Su significado en los cuidados de salud y en la legislación (Resumen del taller del IOM y AHRQ del 10 de abril de 2002, “Evidencia”: su significado y usos en la legislación, la medicina y los cuidados médicos.  (Evidence: its meanings in health care and in law. Summary of the 10 April 2000 IOM and AHRQ Workshop, "Evidence": its meanings and uses in law, medicine, and health care).

Havighurst CC, Hutt PB, McNeil BJ, Miller W.

Duke University School of Law, USA.

22: Qual Manag Health Care. 1999 Winter;7(2):28-40.

Mejoramiento del manejo del dolor en todas las instituciones a través del uso del contenido, las estrategias, los recursos y los resultados con base en la evidencia (Institutionwide pain management improvement through the use of evidence-based content, strategies, resources, and outcomes).

Miller EH, Belgrade MJ, Cook M, Portu JB, Shepherd M, Sierzant T, Sallmen P, Fraki S.

Abbott Northwestern Hospital, Minneapolis, MN, USA.

Las teorías de implementación y las pautas de dolor de la Agencia para la Investigación y Políticas de Cuidados Médicos se utilizaron en esta iniciativa de mejoramiento para garantizar que el manejo del dolor con base en la evidencia llegara a cada médico y paciente en un gran hospital de tercer nivel. Las estrategias de implementación, los productos y las mediciones de los resultados están descritos para su utilización en el escenario clínico. Igualmente, se abordan los factores críticos de éxito y las barreras de implementación.

23: Duodecim. 2001;117(23):2437-40.

[La vida y la salud como derechos básicos]

[Artículo en español]

Laine J.

24: Rev Med Chil. 2000 Dec;128(12):1374-9.

[Los derechos humanos y su relación con los derechos del paciente]

[Artículo en español]

Trejo C.

ctrejo@directo.cl

Este artículo histórico revisa los hitos más importantes en la evolución de los derechos humanos y los derechos de los pacientes. Estos últimos se han derivado de los derechos humanos y han seguido una evolución histórica similar, pero en momentos marcadamente diferentes. Esto ha llevado a la persistencia de las formas de relación clínica paternalistas y de tipo monárquico en las sociedades republicanas. La aceptación del consentimiento informado y de los derechos de los pacientes ha sido una democratización de las relaciones clínicas. De otro lado, el derecho al manejo de la salud corporal es una revolución cultural real. La democratización de la relación clínica está de acuerdo con nuestros tiempos técnicos, pluralistas y secularizados.

25: J Law Med Ethics. 2002 Winter;30(4):522-32.

La salud y los derechos humanos: ¿Vino viejo en botellas nuevas? (Health and human rights: old wine in new bottles?)

Oppenheimer GM, Bayer R, Colgrove J.

Brooklyn College, City University of New York, USA.

26: Lancet. 1998 Oct;352 Suppl 2:SII7-11.

Las revistas médicas y los derechos humanos (Medical journals and human rights).

Kandela P.

kandela@globalnet.co.uk

27: Anesthesiology. 1985 Apr;62(4):493-501.

La secularización del dolor (The secularization of pain).

Caton D.

Después de la demostración de Morton en el Ether Dome del Massachusetts General Hospital (Hospital General de Massachusetts), la anestesia para cirugías fue aceptada alrededor del mundo a una velocidad inusualmente rápida para cualquier innovación científica o médica. Sin embargo, el concepto de anestesia quirúrgica había sido rechazado en 4 ocasiones durante los 40 años anteriores. La rápida aceptación de la anestesia en 1846 parece haber tenido unas bases políticas y sociales, al igual que médicas. Dos factores son particularmente importantes: el primero fue un cambio en la percepción de enfermedad y dolor; ambos perdieron connotaciones religiosas y se convirtieron en fenómenos biológicos, como parte de un proceso de secularización que afectó todos los aspectos de la sociedad occidental. El segundo fue el incremento de un sentido de bienestar y progreso, el cual impregnaba de confianza a pacientes y médicos por igual en su capacidad de controlar los procesos naturales. Durante la última mitad del siglo, el dolor ha seguido siendo secular, pero la confianza tanto en el progreso como en la capacidad para controlar la naturaleza puede haber disminuido.  

28: J Pain Symptom Manage. 2002 Aug;24(2):97-101.

Asociación Internacional para el Estudio del Dolor: Actualización en las actividades de la OMS-IASP (International Association for the Study of Pain: update on WHO-IASP activities).

Breivik H.

La Organización Mundial de la Salud y la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor, Oslo, Noruega (World Health Organization and The International Association for the Study of Pain, Oslo, Norway).

29: Cancer Control. 2000 Mar-Apr;7(2):149-56.

Tratamiento intervencionista del dolor a causa del cáncer: ¿El cuarto escalón en la escalera analgésica de la Organización Mundial de la Salud? (Interventional treatment of cancer pain: the fourth step in the World Health Organization analgesic ladder?)

Miguel R.

Anesthesiology Service, H. Lee Moffitt Cancer Center & Research Institute, Tampa, FL 33612, USA.

ANTECEDENTES: Para la mayoría de los pacientes con dolor a causa del cáncer, la escalera analgésica de los tres escalones de la Organización Mundial de la Salud brinda un manejo adecuado con opciones orales y transdérmicas. Sin embargo, a algunos pacientes con cáncer, estas propuestas no les sirve de mucho.  MÉTODOS: El autor revisa las opciones de intervención que abarcan bloqueo de nervios, administración de anestésicos locales en la columna, opiáceos, agonistas alfa-2, estimulación de la médula espinal e intervenciones quirúrgicas. RESULTADOS: Se puede tener acceso fácilmente a numerosas opciones intervencionistas y la mayoría se pueden llevar a cabo en forma ambulatoria. Se pueden utilizar como agentes únicos para el control del dolor causado por el cáncer o como accesorios útiles para complementar la analgesia suministrada por los opiáceos, disminuyendo de esta manera, los requerimientos de dosis de estos últimos y los efectos secundarios. CONCLUSIONES: El dolor relacionado con el cáncer se puede controlar con diversas intervenciones cuando los opiáceos orales o transdérmicos sean inadecuados. Se debe considerar la proporción riesgo-beneficio antes de implementar métodos analgésicos invasivos.

 

 

 
www.pain-initiative-un.org Principal ] [ Otros recursos ] Imágenes ]